02 May, 2019

Cómo afectan las emociones a nuestra vida

como nos afectan las emociones en la vida
02 May, 2019

¿Qué son las emociones?

¿Cómo nos afectan las emociones en la vida? En ocasiones nos sentimos desbordados y superados por las emociones, ¿Qué podemos hacer?

Emoción es la energía vital que nos impulsa a la acción de acuerdo con lo que consideramos importante momento a momento.

Son inseparables del cuerpo y tienen dos características: primero, la sensación interna que está dirigida al interior y es privada; y segundo, la característica visible que está dirigida al exterior y es visible, gestos u otras formas de expresión.

A menudo, nos resulta difícil comprender y aceptar nuestras emociones. Pero lo cierto es que toda emoción auténtica es adaptativa al aquí y al ahora.

Es algo íntimamente ligado a la persona. Nadie puede desligarse de sus emociones. Por ello reconocerlas y expresarlas adecuadamente contribuye al equilibrio y armonía personal.

Vamos a ver cómo hacemos con este lío: siento una y expreso otra, no siento algunas… Demos algunos pasos hacia un buen alfabetismo emocional!

Las emociones se pueden separar en dos categorías:

Cómo nos afectan las emociones. Clasificación.

Emociones auténticas : innatas, espontáneas, breves, contagiosas e intensas, adecuadas y consecuentes con la situación. Pertenecen al aquí y al ahora. Y tienen una función.

Hay 5 emociones básicas:

  • Tristeza: Facilita el proceso del duelo, permitiendo aceptar las pérdidas: ya sean de seres queridos, objetos, cargos, trabajos, belleza física, ilusiones, etc…
  • Rabia: Sirve para defendernos, poner límites, demostrar lo que nos molesta.
  • Amor: Da lugar a conductas que llevan al acercamiento y favorecen la intimidad. Sirve para indicar la atracción emocional entre las personas, cargando la «batería», estableciendo interrelación de caricias, de protección y de apoyo, determinando y manteniendo nuestras relaciones más profundas.
  • Miedo: Puede salvar la vida de la persona. No sentirlo podría llevar a diversos grados de autodestrucción (el realmente valiente es el que actúa a pesar de sentir miedo). Sirve para activar comportamientos de evitación y huida.
  • Alegría: Abarca una amplia gama de comportamientos que van desde reírse de un chiste o una gracia, hasta las satisfacciones, disfrutes y placeres más intensos. Sirve para activar comportamientos prosociales.

Emociones sustitutivas : Cuando una emoción auténtica es inaceptada, prohibida o ignorada en un marco familiar será sustituida por otra que sí es aceptada. A esta nueva emoción, surgida como consecuencia de la no aceptación de la auténtica, es a la que llamamos emoción sustitutiva.

Son aprendidas, se prolongan en el tiempo, no producen desahogo. Fomentada por los padres o referentes en la infancia, o incluso por el marco cultural. Celos, envidia, culpa, fobias, resentimiento, depresión, odio…

Ejemplo: Jon de 5 años está muy contento jugando y pasándolo muy bien, salta, ríe … pero su madre tiene generalmente un estado de ánimo deprimido que todo ruido le molesta. Regaña a Jon diciendo que con tanto alboroto le produce dolor de cabeza. Jon se calla y se retira con sentimientos de culpa. Con unas cuantas veces que se repita este episodio Jon aprenderá a renunciar a sus deseos, a reprimir su alegría y a reemplazarla por culpa. De mayor puede ocurrirle que cada vez que tiene motivos de alegría se sienta culpable.

Otro ejemplo: durante décadas los hombres no reconocían su tristeza porque llorar se consideraba muestra de debilidad “los hombres no lloran”.

Reflexiona un momento sobre esto… recuerda que las emociones auténticas son adecuadas al aquí y al ahora, son breves, contagiosas e intensas. Si sientes que alguna emoción permanece demasiado tiempo o no reconoces sentir alguna de ellas es posible que estés ante una sustitutiva.

Consejos para mejorar tu equilibrio y armonía personal

  • Saber qué es lo que sientes
  • Saber por qué sientes lo que sientes
  • Expresarlo si es posible en el propio momento:
    • Expresar lo que sientes, no almacenar
    • Hacerse responsable del propio sentimiento: “yo siento…”, en lugar de “Tú me pones…” “Por tu culpa yo…”
  • Identificar qué es lo que siente el otro
  • Informarse de por qué el otro siente lo que siente.Ver cómo se puede compaginar y combinar lo que están sintiendo ambas personas.

En definitiva, parar, autoobservarse, tomar conciencia, comunicarse con actitud constructiva.

Como nos afectan las emociones. Si tienes cualquier duda o quieres asesoramiento sobre las emociones en tu caso concreto, puedes contactar conmigo.

Susana García Sellarés. Psicóloga – Bilbao

Colegiada COP de Bizkaia – nº BI02158