Día internacional del abrazo 2024

abrazo
21 Ene, 2024

Día Internacional del abrazo

Cada 21 de enero, el mundo entero se une para celebrar el Día Internacional del Abrazo, una jornada que destaca el poder terapéutico y emocional de este gesto tan simple pero profundamente significativo.

Beneficios de un abrazo

  • Reduce los niveles de cortisol
  • Estabiliza la frecuencia cardíaca, y
  • hace que nuestro cerebro segregue oxitocina: un neurotransmisor que actúa en el sistema límbico, el centro emocional del cerebro, fomentando sentimientos de alegría que hacen desaparecer la ansiedad.

Un estudio de la Universidad de Londres y la Universidad de Bristol reveló que la duración importa más que el estilo de cruzar los brazos. Y en este caso, los abrazos de entre 5 y 10 segundos son más satisfactorios que los de menor permanencia.

La falta de abrazos puede tener consecuencias a largo plazo, afectando el funcionamiento emocional y la capacidad de establecer relaciones saludables en la vida adulta. Esta observación resalta la importancia de expresar el afecto a través de abrazos, especialmente en las primeras etapas de la vida.

¿Qué es el abrazo?

Este gesto cariñoso es uno de los actos de amor más íntimos que existen y, si es de padres a hijos, además de la demostración del afecto genera seguridad y confianza en los menores.

Efectos de la falta de abrazos

Presente en el ser humano desde que es bebé, el abrazo es fundamental en su desarrollo biológico, psicológico y social.

En niños retirados tempranamente de la mamá o con un contacto limitado con ella, la falta de abrazos afecta la expresión de genes muy importantes, lo cual trae como consecuencia alteraciones en todas las etapas del crecimiento de las personas.

Afecta la síntesis de “los factores de crecimiento”, enzimas que, si faltan, se alteran muchas rutas metabólicas causando, por ejemplo, “fallas en la memoria”.

En niños de escasos recursos, con condiciones de crecimiento muy limitadas, “hay una diferencia en su capacidad de retención”, en comparación con niños que han estado en mayor contacto con su madre.

Pequeños que reciben pocos abrazos, de adultos también presentan hiperactividad motora. “Les cuesta trabajo controlar sus propios movimientos”. Aunque no altera demasiado su funcionalidad, esta alteración es visible y se exacerba bajo estrés.

Abrazo placentero

El abrazo también es reconfortante y placentero porque activa el sistema de recompensa que libera dopamina. Cuando abrazamos a la persona amada, en uno se activan neurológicamente tres partes: afectiva, del deseo y de la atracción.

Por eso, los abrazos en la pareja son como “fuegos artificiales” porque se activan muchos circuitos neuronales relacionados con la afectividad, la admiración y el deseo por la pareja. Es como si el cerebro se encendiera.

«